//¿Cómo salir airoso de una crisis de franquicias?

¿Cómo salir airoso de una crisis de franquicias?

¿Cómo salir airoso de una crisis de franquicias?La crisis de franquicia es una gran preocupación económica para muchas personas. La inestabilidad y la incertidumbre contribuye en gran medida a este tipo de situaciones en que los negocios de franquiciado pueden encontrarse de repente en una encrucijada amenazante para su porvenir futuro. Hay que tener en cuenta que este modelo de negocio que son las franquicias consiste, a fin de cuentas, en replicar una cadena de establecimientos que previamente ha demostrado tener éxito. Por lo tanto, ya de antemano es una apuesta interesante para salir adelante económicamente. Y, también, si sabemos elegir adecuadamente el modelo de negocio que vayamos a replicar, puede ser una garantía cuando la economía y el mercado crean incertidumbre.

Además, cabe insistir en que existen diversas estrategias para afrontar eventuales situaciones de crisis. Aplicarlos a cada coyuntura específica puede ser decisivo para salir airoso de esos momentos de desafío y amenaza.

En muchas ocasiones, puede presentarse ante nosotros una situación inusual y puede que extrema, que haga que tengamos que reaccionar de manera inmediata para que nuestra empresa no entre en una crisis.

Hoy en día, en el que la vida se desarrolla prácticamente en un entorno digital, hace que la interactuación entre las empresas y la sociedad, a través de distintos canales y redes sociales, sea directa. Lo que conlleva a que contemos con armas previas antes de que se presente ante nosotros una situación de riesgo.

Consejos para afrontar una crisis en tu franquicia

Prevención

Nunca va a ver dos crisis iguales, ni tampoco un ejemplo exacto de cómo afrontar los problemas u obstáculos que pueden surgir en una franquicia. Pero lo que sí es importante tener cuenta, es que ante una crisis todas las personas de la empresa se deben implicar.

Una vez que tengamos la experiencia de los simulacros de crisis, nuestra actuación será la correcta cuando llegue la hora de actuar y el fallo que tengamos en nuestra franquicia no implique a toda la cadena. Así pues, la sinergia empresarial o el buen funcionamiento de todos los componentes en conjunto es un factor clave para poder solventar una crisis. A menudo, una autocrítica y autoexamen profundo de nuestro negocio puede llevarnos a esclarecer las soluciones con mayor agudeza y eficacia. He aquí uno de los aspectos de mayor peso para afrontar lo más sabiamente posible una crisis de franquiciado.

No caer en tentaciones

Ante situaciones de este tipo, se suele caer en perder los nervios, los cuales pueden agravar más la crisis de franquicia, y dar lugar a que lleves malas prácticas, las cuales empeorarían el problema, tales como: hacer como que el desafortunado comentario no ha existido o invisibilizar el fallo. Con el problema encima de la mesa no hay que echar la vista atrás y hacer como que no ha pasado, porque retrasaría cualquier solución que pudiéramos llevar a cabo y rapidez en la respuesta.

La ausencia de acciones será también responsable de que la propia central pierda credibilidad y transparencia al tener que arropar y unificar esfuerzos en sus unidades para preservar el nombre de la marca.

Lo más importante de todo, es la comunicación, pieza clave para establecer responsabilidades y hacer de la proactividad toda una oportunidad. Es el momento de escuchar las críticas, y no de encaramarnos en la soberbia y la cerrazón. En las empresas, existe una tendencia generalizada a sulfurarse con el empleado contestón y a borrarle del mapa de la empresa a la menor ocasión, y realmente la libertad de crítica suele ser nula. Pues bien: nada más nefasto para solventar una crisis de franquiciado que enrocarnos en la altanería y la hostilidad a toda crítica. Toda sugerencia para mejorar ha de ser escuchada, y más en estas situaciones tan complicadas.

Efectividad

Hay que tener en cuenta la importancia de las redes sociales, como herramientas para las franquicias. Son canales de comunicación en tiempo real entre franquiciados y franquiciadores y entre todos estos y sus clientes. La transparencia en estas vías y atención al usuario tiene que ser total.

Aparte de tener un material de trabajo preparado para la ocasión (carta, tuit o post) y de un personal “entrenado” para responder con tranquilidad y soltura ante la crisis que se pueda dar, se debe lograr una correcta coordinación de cada uno de los mensajes y encontrar después una compensación manifiesta para los afectados.

Es imprescindible tener en cuenta que la gestión del problema es mucho más importante que la crisis en sí.

Pautas ante una crisis de franquicia

Para proteger nuestra imagen hay una serie de pautas que tenemos que tomar como auténticos mandamientos:

– Centralizar estrategia de comunicación: normalizar el lenguaje empleado en los mensajes y hacer un seguimiento exhaustivo del impacto.

– Establecer prácticas comunes: Las franquicias no pueden ni deben operar con toda libertad, sino todos en una misma línea.

– Supervisión e información: los franquiciados deben contar con todas las novedades que ofrezca la central. De esta forma ante una pregunta incómoda darle siempre la mejor solución.

La crisis de franquicia debe ser afrontada de forma resolutiva, analítica y ponderada. Siempre hay una salida, si sabemos encontrarla.

Por | 2020-09-09T12:33:23+02:00 septiembre 9th, 2020|Empresas Y Franquicias|Comentarios desactivados en ¿Cómo salir airoso de una crisis de franquicias?

About the autor: