Teléfono:

91 007 59 04

Noticias

productividad en verano

¿Es posible ser productivos en verano?

Martes, 01 de Agosto del 2017

Verano es una época “especial”, laboralmente hablando. Las empresas lo saben y por eso adoptan medidas con el fin de evitar que la productividad de sus plantillas descienda: desde flexibilidad horaria hasta jornadas intensivas, cualquiera es la excusa para que los trabajadores se sientan motivados para afrontar la jornada laboral durante los meses de más calor.

Y sí, lo que está de sobra probado es que la productividad desciende notablemente. Un 20% para ser más exactos, según la compañía norteamericana Captivate Network. Cuando llegan los meses de calor, no solo las altas temperaturas y la dificultad para dormir bien por las noches hacen estragos en nuestro cuerpo, sino el agotamiento acumulado, que arrastramos desde meses atrás. Las situaciones cotidianas que antes afrontábamos con normalidad ahora nos parecen un mundo.

La jornada intensiva pretende aunar en la conciliación laboral y familiar justamente para evitar desmotivaciones en los empleados. Al producirse una mayor concentración de tareas en un menor periodo, los empleados gestionan su tiempo con mayor eficacia y son más productivos. Además, permite dedicar la tarde a actividades personales, lo que reduce significativamente el estrés.

Otro de los puntos clave de la bajada de la productividad es el problema organizacional que se vive en este periodo. La gente se va de vacaciones, los clientes pueden no contestar en días, es casi imposible coordinar proveedores... algunos proyectos se quedan en el aire, lo que ralentiza de forma intensa los trabajos.

La proximidad de las vacaciones puede ser también un factor desestabilizador. Nuestro cuerpo sigue en la oficina mientras nuestra mente viaja cada día a la playa o montaña. Tenemos menos motivación para enfrentarnos a retos o comenzar tareas que sabemos que, por falta de tiempo, se quedarán en el aire, por lo que la tendencia será postergarlo hasta la vuelta de vacaciones.

Sin embargo, el vaso siempre puede verse medio lleno. Es una época en la que hay menos interrupciones, menos proyectos, y puede ser aprovechada para actividades que habitualmente no podemos realizar,  como planificar acciones para el resto del año, rediseñar procesos o actualizar herramientas.

Consejo. ¿Por qué no aprovechar los meses de verano para unir lazos? Vete con tus compañeros de tapas los viernes al salir de la oficina. Verles en un contexto distinto puede suponer una motivación extra para verles día a día en la oficina. El buen ambiente laboral es una de las piezas clave para un trabajo eficiente. ¿Por qué no?

Volver atrás

mSoluciona

Tel: 91 007 59 04

 

Aviso Legal

© mSoluciona 2014

Desarrollado por NonStop Desarrollo de Software

Desarrollado por NonStop Desarrollo de Software