Teléfono:

91 007 59 04

Noticias

error en azul

Errores más frecuentes al emprender

Lunes, 23 de Julio del 2018

Al igual que cada persona es un mundo, cada proyecto de emprendimiento también lo es. Podemos cometer muchos errores, y muy diferentes entre sí, que variarán según el sector al que pertenezcamos. Aunque esto sea cierto, existen algunos errores muy generalizados que, por desgracia, está comprobado que se producen.

A la hora de emprender, debemos cumplir una serie de pautas o requisitos para intentar lograr el éxito de nuestra nueva aventura empresarial. Por eso, también es beneficioso tener en cuenta los posibles errores que podemos cometer para intentar evitarlos. A continuación recogemos los errores más frecuentes de los nuevos emprendedores:

 

1.Falta de formación empresarial

Si bien es cierto que tener una formación extensa en empresariales no es imprescindible, debemos tener cierto conocimiento al respecto. Contar con formación de este tipo favorecerá llevar a cabo una gestión correcta de nuestra empresa, lo que minimizará el riesgo de fallos. Tanto una buena y correcta gestión empresarial, como de recursos humanos, dará más o menos valor a nuestra empresa.

2.Equivocarse en la selección de socios

Contar con criterio y razones de peso a la hora de seleccionar a los socios con los que compartiremos riesgos, errores y triunfos, es una premisa a la hora de emprender. Muchas personas cuentan con amigos o familiares como socios cuando deciden emprender, una decisión que puede ser más negativa que positiva. Debemos basarnos en criterios profesionales a la hora de escoger a nuestros socios, velando siempre por el bien de nuestro negocio. Del mismo modo, contar con socios que aporten cosas beneficiosas es muy importante. No necesitamos personas negativas a la hora de emprender un nuevo negocio, que necesitará mucho sacrificio y positivismo.

3.No disponer de un buen equipo

Contratar a personas que encajen con la cultura de la empresa que estemos creando, así como personas profesionales y responsables es una de las claves para que nuestro negocio funcione. Aunque la formación es importante, debemos tener en cuenta que se puede ampliar en cualquier momento, e incluso completarla con la experiencia profesional que cogerán en la empresa. Contar con personas positivas, con ganas de trabajar y que defiendan los valores del negocio ya es un gran paso para conseguir un reflejo de nuestra idea en nuestros trabajadores.

4.No conocer tu mercado

Debemos tener conocimiento sobre el sector al que vamos a pertenecer, y es que emprender a ciegas es el mayor error que podemos cometer. Realizar un estudio de mercado previo, así como conocer nuestros puntos fuertes y débiles nos servirá para valorar si realmente es buen momento para lanzar nuestra idea al mercado.

5.No admitir y corregir los errores a tiempo

En cualquier empresa se cometen errores, y si somos novatos en el mundo de los negocios, serán más frecuentes aún. Por eso debemos tener en cuenta cada paso en falso que demos y cada vez que nos equivoquemos, con el objetivo de aprender de los errores e intentar no repetirlos. Si pecamos de orgullo, podemos volver a caer en la misma equivocación una y otra vez, lo que nos hará perder tanto dinero como valor de mercado, así como la confianza de nuestros socios y/o clientes.

6.No ser realista

Todos los emprendedores hemos pasado por altos y bajos, así como dificultades en nuestros inicios. Por eso, debemos afrontar esta aventura con realismo y no pensar que somos mejores que nadie, puesto que si no pecaremos de confianza y la decepción será aún mayor. Debemos ser precavidos y tener en cuenta que podremos fallar para saber cómo reaccionar si esto ocurre. Además, debemos saber antes de decidirnos a emprender, que un negocio lleva mucho trabajo y sacrificio, y que tomará mucho tiempo antes de que recuperemos toda la inversión si el negocio va como debería ir.

7.No contar con profesionales para dar a conocer tu empresa

Creer que si nuestro producto es bueno se venderá solo, es uno de los mayores errores que podemos cometer. Aunque el boca a boca sigue funcionando en los casos de empresas pequeñas, no es suficiente para recuperar toda la inversión realizada. Los tiempos han cambiado, y los clientes también. Ahora, se buscan opiniones en internet de cada servicio, se consultan las páginas webs de varios negocios que se dedican a la misma actividad para comparar coste y tiempos… Debemos contar con profesionales en marketing, y sobre todo en marketing digital, para dar una buena impresión que refleje la calidad del servicio que vamos a ofrecer.

8.No enfocarnos en los clientes

La base de todo negocio son los clientes. Por eso, además de captarlos, debemos buscar la manera de fidelizarlos. Tener un trato cordial y cercano e inspirar confianza facilitará la comunicación con los clientes para intentar conseguir exactamente lo que quieren, y un buen trabajo profesional hará que nos recomienden y vuelvan a contar con nosotros cuando necesiten de nuevo servicios como los que ofrezcamos.

 

Si quieres emprender y formar parte de la mayor red de franquicias de servicio de ayuda a domicilio, contacta con nosotros para más información.

 

 

Volver atrás

mSoluciona

Tel: 91 007 59 04

 

Aviso Legal

© mSoluciona 2014

Desarrollado por NonStop Desarrollo de Software

Desarrollado por NonStop Desarrollo de Software